Guanajuato, Lugar Embemático

Guanajuato es uno de los 32 estados que conforman la República Mexicana. 

En la época prehispánica, en el Estado de Guanajuato habitaban, al sur losTarascos y al norte los Chichimecas, esto lo sabemos pues ellos construyeron las yácatas que son pirámides, las más importantes son Uriangato y San Bartolo, además se han encontrado piezas de cerámica, piedras talladas, figuritas de barro así como plataformas de piedra y sepulturas características de estas culturas.

En Guanajuato se encuentra el río más grande de México, el Río Lerma, que atraviesa las fértiles planicies del Bajío, al sur del Estado y corre entre la Sierra Gorda y la Sierra de Guanajuato, también están los importantes afluentes como la del Silao y el Gómez o Turbio. Entre las ciudades de renombre se encuentran León característica por la elaboración de productos en piel e Irapuato por su gran producción agrícola.

El Estado de Guanajuato, llamado Joya de América es un estado minero con ricas vetas de oro y plata, fue nombrado Villa de Santa Fe y Real de Minas en 1741 y se le otorgó el derecho a usar Escudo de Armas por el Rey Felipe V de España.

El Escudo de Armas es de plata dorada y lleva en el centro la imagen de la Fe de Santa Granada, en su base se enlaza una concha sostenida por dos ramas de laurel unidas con una cinta azul, en la parte superior se encuentra la Corona Real de Castilla que esta sostenida por hojas de alicante.

Guanajuato es declarado Ciudad Cultural de la humanidad por la UNESCO en 1988 gracias a sus hermosos monumentos históricos y sus grandes e importantes minas.

Sobresale la Ganadería, como las que se encuentran en Apaseo y Carácuaro. Es de ellas de donde se desprende la famosa industria de la piel, que no tiene igual en toda la República Mexicana, con ella se fabrican zapatos, chamarra, chalecos, bolsas y toda clase de objetos, como las sillas de montar, etc.

The Legend of Popocatepetl & Iztaccíhuatl A Love Story

The view that adorns the world’s largest city – Mexico City – is enhanced by the majesty of two of the highest volcanoes in the hemisphere: Popocatepetl and Iztaccíhuatl. The presence of these enormous millenary volcanoes has been of great significance for the different societies that have admired and revered them, being a source of inspiration for the many legends about their origin and creation.  

 

Among these, the best known are two below. Thousands of years ago, when the Aztec Empire dominated the Valley of Mexico, it was common practice to subject neighboring towns and to require a mandatory tax. It was then that the chief of the Tlaxcaltecas, bitter enemies of the Aztecs, weary of this terrible oppression, decided to fight for his people’s freedom.

The chief had a daughter named Iztaccihuatl: the most beautiful of all the princesses, who had professed her love for young Popocatepetl, one of her father’s people and the most handsome warrior. Both professed a deep love for each other, so before leaving for war, Popocatepetl asked the chief for the hand of Princess Iztaccihuatl.

The father gladly agreed and promised to welcome him back with a big celebration to give him his daughter’s hand if he returned victorious from the battle. The brave warrior accepted, prepared everything and departed keeping in his heart the promise that the princess would be waiting for him to consummate their love. Soon afterward a love rival of Popocatepetl, jealous of the love they professed to each other, told Princess Iztaccihuatl that her beloved had died in combat.

Crushed and overwhelmed by sadness, the princess died without even knowing that it was a lie. Popocatepetl returned victorious to his people, hoping to find his beloved princess. Upon arrival, he received the terrible news of the death of Iztaccihuatl.

La Leyenda de Popocatépetl e Iztaccíhuatl

In English

La vista que engalana a la ciudad más grande del mundo: la Ciudad de México, está realzada por la majestuosidad de dos de los volcanes más altos del hemisferio, se trata del Popocatépetl y del Iztaccíhuatl.

La presencia milenaria de estos enormes volcanes ha sido de gran importancia en las diferentes sociedades que los han admirado y venerado, siendo fuente de inspiración de múltiples leyendas sobre su origen y creación. Entre ellas las más conocidas son dos que a continuación relataremos.

Hace ya miles de años, cuando el Imperio Azteca estaba en su esplendor y dominaba el Valle de México, como práctica común sometían a los pueblos vecinos, requiriéndoles un tributo obligatorio. Fue entonces cuando el cacique de los Tlaxcaltecas, acérrimos enemigos de los Aztecas, cansado de esta terrible opresión, decidió luchar por la libertad de su pueblo.

El cacique tenía una hija, llamada Iztaccíhuatl, era la princesa más bella y depositó su amor en el joven Popocatépetl, uno de los más apuestos guerreros de su pueblo.

Ambos se profesaban un inmenso amor, por lo que antes de partir a la guerra, Popocatépetl pidió al cacique la mano de la princesa Iztaccíhuatl. El padre accedió gustoso y prometió recibirlo con una gran celebración para darle la mano de su hija si regresaba victorioso de la batalla.

El valiente guerrero aceptó, se preparó para partir y guardó en su corazón la promesa de que la princesa lo esperaría para consumar su amor.

Al poco tiempo, un rival de amores de Popocatépetl, celoso del amor de ambos se profesaban, le dijo a la princesa Iztaccíhuatl que su amado había muerto durante el combate.

Abatida por la tristeza y sin saber que todo era mentira, la princesa murió.

Tiempo después, Popocatépetl regresó victorioso a su pueblo, con la esperanza de ver a su amada. A su llegada, recibió la terrible noticia sobre el fallecimiento de la princesa Iztaccíhuatl.

Entristecido con la noticia, vagó por las calles durante varios días y noches, hasta que decidió hacer algo para honrar su amor y que el recuerdo de la princesa permaneciera en la memoria de los pueblos.

Mandó construir una gran tumba ante el Sol, amontonando 10 cerros para formar una enorme montaña.

Tomó entre sus brazos el cuerpo de su princesa, lo llevó a la cima y lo recostó inerte sobre la gran montaña.  El joven guerrero le dio un beso póstumo, tomó una antorcha humeante y se arrodilló frente a su amada, para velar así, su sueño eterno.

Desde aquel entonces permanecen juntos, uno frente a otro. Con el tiempo la nieve cubrió sus cuerpos, convirtiéndose en dos enormes volcanes que seguirán así hasta el final del mundo.

La leyenda añade, que cuando el guerrero Popocatépetl se acuerda de su amada, su corazón que guarda el fuego de la pasión eterna, tiembla y su antorcha echa humo.   Por ello hasta hoy en día, el volcán Popocatépetl continúa arrojando fumarolas.

Traditional Christmas Recipes

Atole   Atole, word that comes from the Aztec -Nahuatl atolli… Read More

 

Buñuelos de Navidad -Christmas Sweet Fritters Boil one tablespoon anisette in a cup of water and leave to cool. Mix.. Read More

 

Chocolate Caliente Heat  milk over medium flame. Break  chocolate into pieces. Read More

Ensalada de Navidad – Christmas Salad This fresh, flavorful salad is a classic Mexican Christmas dish. Read More

 

Pavo Relleno Stuffed Turkey Place the stuffed turkey, breast side up, on a rack…Read More

 

Ponche Navideño: Holiday Punch Nothing like a good Ponche to fight the cold temperatures and enjoy the Holidays… Read More

 

Recipe Rosca de Reyes The Merienda de Reyes is truly a multicultural event.   The Spaniards brought the tradition of celebrating the Epiphany and sharing the Rosca to the New World… Read More

 

Tamales de Dulce Sweet Tamales  Mix the masa harina with baking powder, sugar and salt, and beat into the lard in small amounts. Read More

 

 

La Leyenda de Xunaan y el Joven Guerrero

 


 

Cuenta la leyenda que guiados por un hombre sabio, los primeros pobladores de Bolonchen llegaron al lugar en el que encontraron nueve cenotes, o pozos creados por los dioses para recoger el agua de lluvia. 

 

Pero no fue fácil para ellos adueñarse del lugar. Tuvieron que luchar durante años liderados por un joven valiente y gran guerrero. 

 

En el pueblo vivía una hermosa joven llamada Xunaan, cuya dulzura y bondad le gano el amor de todos los pobladores. Cuentan que su voz tenía el sonar de los manantiales. 

 

El joven guerrero al verla quedó perdidamente enamorado. Ya no podía pensar en nada más que en la encantadora Xunaan. Ella también lo amaba pero entre ellos se interpuso la madre de Xuuanan quien temerosa de perder a su hija, decidió esconderla en una gruta que nadie conocía. 

 

El joven guerrero desesperado, no podía más que centrarse en encontrarla. En su búsqueda descuidó a su pueblo que perdió el bienestar y la alegría .

 

El pueblo entero decidió buscar a la doncella pero no tuvieron suerte, hasta que un dia un pájaro se acercó a varias señoras que lavaban cerca de un pozo. Con su hermoso plumaje las salpicó para que oyeran a lo lejos el canto de Xunaan proveniente del fondo del pozo.

 

Rápidamente le llevaron la noticia al joven enamorado quien guiado por el ave mensajera llegó al sitio en el que se encontraba su amada. No fue fácil descender por las estrechas paredes rocosas de la gruta, pero su amor lo llenaba de valentía.

 

Por fin estaban juntos los jóvenes enamorados; el amor venció y la alegría volvió al pueblo.

 

Dicen que aun después de tantos siglos, todas las noches regresa el joven guerrero a la gruta para escuchar el canto de su amada Xunaan.

 

Hoy en dia se puede visitar este cenote, llamado Xunaan o Doncella Escondida en Akumal, Quintana Roo.

 

Emiliano Zapata: El Caudillo del Sur

 

Emiliano Zapata Salazar, también conocido como el “Atila del Sur” o el “Caudillo del Sur”, vio la luz el 8 de agosto de 1879 en San Miguel de Anenecuilco, en el estado de Morelos.

Nació en el seno de una familia campesina; trabajó como peón, labriego, ganadero y aparecero y recibió una pobre instrucción escolar. Sentía un inmenso amor por su tierra, por su pueblo y también por las mujeres.

Su vida fue, hasta antes de convertirse en guerrillero, como la de cualquier campesino mexicano, pero al estar en desacuerdo con el sistema rígido y feudal, se lanzó para luchar en el sur del país contra los terratenientes y el Gobierno.

En el norte existía otra figura revolucionaria, la de Francisco Villa que inició con el bandidaje; sin embargo, Zapata, siendo más honrado, siempre estuvo del lado del pueblo.

 

Su lucha se localizó en Morelos, donde ya existía una conciencia proletaria que comenzaba a dar frutos. Se adhirió al Plan de San Luis Potosí, de Madero que ofrecía el reparto de la tierra; sin embargo, esto no se llevó al cabo.

 

Tras la caída de Porfirio Díaz, iniciaron las discrepancias entre Zapata, que exigía el reparto inmediato de las tierras a los campesinos, y Madero que exigía el desarme de las guerrillas.

 

Finalmente, Zapata aceptó el licenciamiento y desarme de sus tropas, con la esperanza de que la elección de Madero le abriera las puertas a la reforma.

Al poco tiempo, Madero comenzó a reprimir y limitar las concesiones del Estado de Morelos, pues no podía consolidar el poder burgués que deseaba.

 

Dado el fracaso de las conversaciones entre Zapata y Madero,  el primero elaboró el Plan de Ayala, en el que declaraba a Madero incapaz de cumplir los objetivos de la revolución y anunciaba la expropiación de un tercio de las tierras de los terratenientes a cambio de una compensación, si se aceptaba, y por la fuerza en caso contrario.

El lema “Tierra y Libertad” al igual que “la tierra es de quien la trabajasimbolizaron la ideología zapatista.

 

A partir de la proclamación del Plan de Ayala, los zapatistas  defendieron sus ideales contra los gobiernos de Madero, Huerta y Carranza.

 

Liquidaron el latifundismo y repartieron la tierra; confiscaron los ingenios y una gran empresa papelera y los pusieron a trabajar en beneficio de la población; fundaron un banco agrícola y abrieron numerosas escuelas primarias, incluso para adultos; reorganizaron la vida política de los municipios dando impulso a la organización tradicional de los campesinos y crearon comités de vigilancia.

 

En la convención de Aguascalientes se concretó la alianza ZapataVilla contra Carranza. Cuando Carranza se retiró a Veracruz, Zapata y sus fuerzas, junto con las fuerzas del general Villa, ocuparon la capital de la República.

Carranza, que veía en el movimiento zapatista un obstáculo para sus ideales, ordenó a Guajardo deshacerse de él tendiéndole una trampa y asesinándolo, en la hacienda de Chinameca, en Morelos el 10 de abril de 1919, creyendo equivocadamente que terminaría con la revolución campesina.

 

Zapata, hizo del agrarismo su bandera de lucha, proponiéndose no dejar las armas hasta que la totalidad de las tierras, en poder de los latifundistas, fueran restituidas a los campesinos que las trabajaban, por lo que es considerado como el Padre del Agrarismo Mexicano.