Thanks for signing up!
Join to recieve our newsletter


María Félix, la “Doña” del Cine Mexicano

Su fuerte presencia era ideal para interpretar a las adelitas o soldaderas, acompañantes de los militares y campesinos durante la Revolución Mexicana. Así se aprecia en “Enamorada” y “La Cucaracha”, donde interactuó con Pedro Armendáriz y Dolores del Río, la otra Diva del cine mexicano. Otro de sus filmes más famosos fue “Tizoc”, que coprotagonizó con Pedro Infante. Dominante y fría, se le daban muy bien los papeles de devoradora de hombres o destructora de hogares. Así la vimos en “La mujer sin alma” y “La Devoradora”. Pocas veces apareció en papeles humildes, como en “Maclovia”, donde interpretó a una india tarasca.

Su vida personal se convirtió en una película que iba filmando a la par que sus trabajos. Prácticamente tuvo los amantes que deseó, y ellos, rendidos ante su belleza y personalidad, hacían lo que los personajes de sus películas: cantarle serenatas, debatirse entre el orgullo y el amor por ella, e incluso, destrozarse un brazo de puro dolor de amores.

Entre sus romances, los que llevaron a sus seguidores a punto del delirio fueron el del compositor Agustín Lara y el de Jorge Negrete. Con ambos llegó al altar, aunque ambos enlaces fueron sumamente breves. Con Agustín Lara, María vivió en Acapulco una hermosa luna de miel, durante la cual el músico le compuso la melodía que la acompañaría toda la vida: “María Bonita”, aunque apenas dos años después casi la mata por celos. Jorge Negrete esperó 10 años para declararle su amor. Ella, que regresaba de Europa ansiando a su patria y estabilidad, aceptó. Tristemente, apenas 11 meses después, Negrete falleció de una afección en el hígado.

Su último matrimonio fue con el banquero Alexander Berger, con quien vivió más de 18 años. “La Doña”, “María Bonita”, falleció mientras dormía, la víspera de su cumpleaños 88, el 14 de abril de 2002. Su leyenda, sin embargo, brilla con luz propia en la historia universal del cine.

Pages: 1 2 3

Related Articles