Join to recieve our newsletter

Inside México Logo


La Princesa Mintzita Leyenda Purepecha

 

Cuenta la leyenda que un día, hubo una gran fiesta en el palacio de Don Antonio y Mintzita. En la gran cocina se preparaban los deliciosos platillos típicos de la región, entre ellos, el afamado chocolate, que ya se había apoderado de los paladares españoles. Fue esa noche durante el gran banquete, cuando Mintzita finalmente conoció a la que le habían señalado como su rival: Doña Blanca de Fuenrara, una bella española de ojos verdes como el agua enfurecida de su laguna, piel blanca como la tez de la Madre Luna y cabellos rubios, como el Sol.

 

Mintzita no pudo más y huyó a su terruño. Atrás dejó las cosas tan extrañas que le hacían mal y encontró alivio en sus montañas familiares, en su laguna y sus islas. Allá se puso a hilar una manta larga que parecía no acabar. Sin importar si llovía o si hacía calor, Mintzita hilaba en un rudimentario telar que ella instaló en en tronco de un árbol.

 

Cuando el lago se agitaba y sus olas se tornaban verdes, Mintzita se pasaba horas enteras mirándola. Por las noches, cuando la Madre Luna aparecía en el horizonte, la princesa purépecha exponía su cuerpo desnudo a su pálida luz. Decían que había enloquecido. Pero no era verdad. Mintzita había vuelto a la protección de sus dioses tutelares, a quienes había pedido que transformaran su cuerpo y que la hicieran tan bella como a la extranjera que le había robado el corazón de su amado señor.

 

Allá la fue a buscar don Antonio. Cruzó la laguna y llegó a la isla de la Pacanda donde le dijeron que estaba. Se internó en el bosque cuando atardecía, y la encontró justo cuando la Madre Luna brillaba intensamente en el cielo. Mintzita estaba en la cima de un templo piramidal y parecía estarlo esperando. Con la larga manta que había hilado, Mintzita se había hecho un hermoso vestido cuyos pliegues se ceñían a su cintura. Un rebozo teñido con luz de luna y azul de cielo, enmarcaba su hermoso rostro.

Pages: 1 2 3 4

Related Articles

facebook-share