Join to recieve our newsletter

Inside México Logo


María Félix, la “Doña” del Cine Mexicano


Polémica, indomable, irreverente y hermosa. Así era la diva más recordada de la Época de Cine de Oro de México. Un solo movimiento de sus cejas y todo a su alrededor se paralizaba para escuchar su voluntad. Por supuesto es parte de la leyenda que la misma María Félix fue construyendo junto con los personajes que interpretó a lo largo de su vida.

María nació y creció en Sonora, en el norte de México. Aunque sin riquezas, su familia vivió con ciertos privilegios, acorde siempre con las pautas que marcaba la sociedad provinciana de entonces, donde la mujer se veía fuertemente sometida a la voluntad del padre. Por eso, apenas tuvo la edad mínima requerida, aceptó casarse con un vendedor de cosméticos, Enrique Álvarez, con quien tuvo a su único hijo, el también actor Enrique Álvarez Félix.

Sin embargo, ya sea por su fuerte carácter o por los celos de su marido, esta relación duró apenas 6 años, y orilló a María a trasladarse a la ciudad de México donde, por pura casualidad, comenzó su exitosa carrera cinematográfica. Ella miraba los escaparates del Centro Histórico cuando el influyente Fernando Palacios se acercó y le preguntó que si le gustaría hacer cine. Su respuesta la llevó a filmar 47 cintas, varias de las cuales fueron proyectos internacionales en España, Italia y Francia.

María Félix fue un sólido pilar en la Época de Cine de Oro de México. Al lado de Pedro Armendáriz, Jorge Negrete, Pedro Infante, Dolores del Río, Columba Domínguez, entre otros, mostró al mundo un nuevo rostro de México. Ella personificó, las más de las veces, a mujeres aguerridas y valientes, a veces caprichosas, pero nunca dispuestas a bajar la mirada. Entre sus papeles más destacados es el protagónico de “Doña Bárbara”, filme inspirado en la novela homónima de Rómulo Gallegos. De ahí tomó el sobrenombre de “La Doña”.

Pages: 1 2 3

Related Articles

facebook-share